miércoles, 18 de septiembre de 2013

"Salamandra/Espolón Manolín". El Pico de la Miel. (6b+, M1+)

Hacía tres años que no pisábamos La Cabrera, y como todo granito, tiene sus peculiaridades a las que hay que adaptarse. En esta ocasión queríamos tantear el terreno repitiendo algo ya conocido y sin demasiada dificultad. pero acabé queriendo entrar por la vía Salamandra que catalogaban de 6a y no debía constarme. Aclarar que esta vía suele confundirse con los dos primeros largos de la Evolution Rock, pero en realidad va más a la derecha, por una placa bien vertical.
Cuando nos plantamos debajo la vía ya invitaba a pensarselo mejor, pero viendo esas preciosas regletas y evocando los pasos tan peculiares de esta escuela de equilibrios, pie-manos e incar uñas con los pies lisos nos vimos engañados. 

-Lo más complicado es el primer largo, mantenido y con pasos obligados sin tener ningún aleje considerable. La entrada es fuerte, para entrar en calor, le sigue unos bonitos pasos donde navegaremos un poco sin dejar de apretar y finalmente tendremos una curiosa salida en las que os agarres dejan de abundar. El grado es polémico, pero en nuestra opinión, por lo mantenido y comparando con otros largos (Evolution Rock, Trompeta, ...) según nuestra opinión, (si no probarlo y hablamos) es un claro 6b+.






-Desde la primera reunión del Espolón Manolín, en vez de continuar por la fisura, cogemos la placa de enfrente, por la que disfrutamos por bonitos tramos desiguales que se hacen muy amenos aunque tengan los seguros distanciados en algún punto, hasta el pie del espolón. (V+)



-En este punto, podemos atacar el espolón de frente, o por la izquierda, para navegar por las chapas disfrutando de sus agarres hasta el final. (V+)










-El tercer largo consta de una fisura facilona y que se protege bien. (IV+)


-Por último, una fisura, corta pero bonita que se puede hacer en bavaresa o empotrando. Tras ella quedan dos escalones fáciles y llegamos arriba donde hay un puente de roca con un cable sin fin. (V+)





 Os la recomendamos!





































lunes, 9 de septiembre de 2013

Los Principiantes

Últimamente cuando tengo un hueco y encuentro algún compañero de cordada, estoy volviendo a enfrentarme con calma a la complicada adherencia de la Pedriza, con bastante asiduidad pues me muero de ganas de volver a estar con el frío del otoño, al sol, por alguna lisa placa del Yelmo u otro risco donde templar los nervios. 
La semana pasada estuve en Peña Sirio, escalando la Maldita Vecindad V+/A0 (6c), donde me probé satisfactoriamente con el segundo y último largo. 

Esta vez había quedado con David para escalar a la tarde la Mira un búho
A pie de vía, animado, me decidí a darle al primer largo entrando por la variante directa, que ya recordaba muy dura. Efectivamente tiene varios pasos para salir del penúltimo parabolt a coger el cáncamo donde sufrimos y nos peleamos todo lo que pudimos hasta pisar chapa muy dignamente. La gradúan de 6b, pero si en su día ya me pareció muy difícil y ayer no me salió, estoy convencido que no baja de 6c.  


Después de ese trámite, mi compañero, que no había escalado la vía, disfruto del segundo largo, una fisura muy bonita y entretenida (V+)






También hice la vía Nunca tantos follaron tan poco (6b), una recomendable placa de balmas.



Finalmente nos despedimos, quedando en volver a escalar, y me subí al Yelmo a pasar la noche en un vivac y hacer el camino de regreso a la mañana siguiente.